Skip to content

UNA CARTA A LOS REYES MAGOS

06/01/2012

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar:

Los Reyes MagosCuando era niño y en el mes de enero, me deleitaba viéndolos a ustedes en el cielo estrellado. Eran los tiempos en que los niños eran niños y los Reyes eran mágicos. Ahora muchos niños son adultos que cometen crímenes de adultos y los castigan como si fueran niños de pecho. Y ustedes eran magos que hacían maravillas ante los niños. La mayor de las maravillas que producían sus artes era mantenernos ilusionados a los pequeños de entonces, disfrutando de tener una pelota y un bate para jugar al béisbol, un par de patines, un triciclo y una bicicleta para los niños. Las niñas se sentían emocionadas con una muñeca y un juego de cocina. Y todos, en agradecimiento, poníamos yerbas debajo de la cama para la comida de los camellos que ustedes cabalgaban. Y poníamos también cigarrillos para que ustedes fumaran. Mi papá me advertía que, como él, los Reyes Magos fumaban cigarrillos “Camel”.

Ahora las cosas han cambiado. Ustedes le han dejado las artes mágicas a Harry Potter, que practica el ilusionismo para los niños ricos. Entretanto, los niños pobres, que son la mayoría, viven su triste realidad. Muchos jamás han tenido ilusiones. A algunos sus padres le regalan todo menos amor y cariño. Otros viven en barrios asolados por la violencia donde la única ilusión es la que los hace evadir la realidad en un vuelo mágico producido por la droga. Un buen número de niños del campo sólo alcanzan a tener un carrito construido por ellos mismos, un pito y unas bolas para jugar. En algunos países africanos y asiáticos y en ciertos países de América Latina muchos niños no tienen siquiera que comer.

Entretanto, los países más poderosos, aquellos que a partir del llamado descubrimiento y conquista de América, se enriquecieron arrebatándoles las tierras a los indígenas y explotando a los negros importados de África como esclavos, gastan millones y millones de pesos en guerras que dejan malparadas las economías de sus propios ciudadanos. Pero hoy ya no buscan esclavos negros para vender; buscan el oro negro-el petróleo- y el control de la tierra donde está enterrado el petróleo: el Oriente, donde ustedes nacieron y llegaron a ser los Reyes Magos.

Esos países ricos, que han gastado millones en guerras inútiles no tienen –¡los pobrecitos!- dinero para ayudar a países como Haití cuyo presupuesto es menor que el de Microsoft o el de Apple. Tampoco tienen dinero para socorrer a los pobres de África que padecen hambre crónica. Prefieren echar al mar el exceso de alimento (el que no se vende).

Recordados Reyes Magos, ustedes, que en el pasado han producido maravillas con los niños del mundo, por favor, no le dejen este oficio a Harry Potter. Recuerden que este mago ilusionista nació en uno de los países cuya riqueza de hoy se originó, en primer lugar, por la acumulación originaria proveniente de la expoliación de los indígenas y del tráfico negrero de la trata de esclavos, y, en segundo lugar, por la despiadada colonización de la India. Sólo un faquir como Gandhi, con su filosofía de la no violencia, pudo hacer que la India se deshiciera del Harry Potter británico.

Les pido, Reyes Magos, que se deshagan de Harry Potter y, por favor, vuelvan ustedes a sus artes de magia. Hagan felices a los niños pobres del mundo. Esa es mi petición en esta fiesta de ustedes, de los niños y de los adultos. No olviden, queridos Reyes Magos, que yo les ponía cigarrillos “Camel” para ustedes y yerbas de las buenas para sus camellos.

Carlos Hernández Soto

Santo Domingo, 6 de enero de 2012.

Anuncios

From → Nuestro tiempo

2 comentarios
  1. Leo Theuwissen permalink

    Hola Carlos,
    muy bueno es tu adaptación a la realidad de niños y adultos hoy…en ocasión del dia de Reyes…Habrá que sacar el cuento de Patridom y meterlo en Fundación Global…para que lo puede leer Leonel, Harry Potter, Bill Clinton y Bill Gates…y con traducción simultánea para que también lo leen muchos Chinos…hindúes…talibanes…
    Gracias
    Leo

  2. Marina Cardona permalink

    Es muy cierto lo que tú expresas. Me uno a esa petición.Tenemos que ponerla en manos del
    Rey de reyes. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: