Skip to content

EL TANGO DE AYER Y DE HOY

20/02/2014

Por Carlos Hernández Soto

El tango es rioplatense, porteño y montevideano, y, por consiguiente, argentino y uruguayo. Así lo reconoció la UNESCO cuando lo incluyó en la lista indicativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Blas Matamoro. El Tango.

Blas Matamoro. El Tango.

Tanto a Buenos Aires como a Montevideo llegaron negros esclavos procedentes de África e inmigrantes provenientes de Europa, entre ellos españoles e italianos. Todos ellos dejaron su impronta en el tango como música, danza y canto.

Las dos orillas del Río de la Plata, la de Buenos Aires y la de Montevideo, le prestaron al tango su música, sus letras y sus bailarines. Por eso, cuando a Carlos Gardel le preguntaron capciosamente por su nacimiento, el reconocido cantor respondió: “Señores, yo soy rioplatense como el tango”. Y es que el tango nace en los arrabales de Buenos Aires y Montevideo. Lo testifica hoy el barrio de la Boca del Riachuelo en Buenos aires, con sus casas que parecen hechas con materiales de barcos, pintados de vivos colores.

Daniel Vidart. El Tango y su mundo.

Daniel Vidart. El Tango y su mundo.

Hacia finales del siglo XIX y principios del XX, llegan los inmigrantes europeos a los barrios rioplatenses. Entre ellos priman los hombres jóvenes y solos. Estas condiciones contribuyen a crear un ambiente propicio al surgimiento del tango.

El Diccionario de la Real Academia Española, en su última edición, define el tango como un baile de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro. Pero en ediciones anteriores, esta misma academia lo calificaba como “fiesta y baile de negros o de gente del pueblo en América” y como “música para este baile”.

Tango era el nombre que los negros esclavizados llegados a las orillas del Río de la Plata daban a sus toques de percusión. Por eso los tangos de los negros equivalían a los bailes de los negros. Pero tango también se llamaba al lugar donde en África se concentraban los negros antes de ser embarcados hacia el Nuevo Mundo.

Vicente Rossi, en su libro Cosas de Negros (1926), afirma que cuando los negros de Montevideo se reunían para candombear, decían: “A tocá tangó”. Y tan grande era el número de los que se reunían para tocar, que los vecinos de la ciudad pidieron al virrey poner coto a “los tangos de los negros”.

En este ambiente llegan los inmigrantes. Se juntan entonces los negros llegados de África, los marineros de las islas antillanas que recalan en los puertos riolatenses y los inmigrantes jóvenes venidos de Europa. Todos conforman un mercado de necesidades y pasatiempos que requiere prostitución, música y danza. Nace el tango.

El tango se bailaba en los cuartos de las chinas o mujeres prostitutas del pueblo llano, pero también se bailaba en los locales de las zonas portuarias adonde llegaban los marineros antillanos, que traían las habaneras en sus mentes y en su música. Ellos también contribuyeron a ese mestizaje del tango resultante del cruce de elementos culturales -musicales y danzarios- de África, Europa y América.

En sus inicios, los músicos pianistas de las casas de bailes y prostíbulos solían ser negros. En Buenos Aires eran bien conocidos Rosendo Mendizábal, Roque Rivero, Remigio Navarro y Sebastián Ramos Mejía, conocido como el Negro Casimiro. Rosendo Mendizábal se convirtió en el más famoso.

Sobre la influencia española es oportuno decir que para Carlos Vega y Blas Matamoro los tangos andaluces son los progenitores de la danza popular rioplatense. Estos escritores sostienen que tango y tanguillo eran tenidos como formas del cante flamenco gaditano y de la habanera cultivada por los antillanos.

Como influencia europea en el tango, se incluyen los organitos y los acordeones aportados por los inmigrantes italianos. Y no se olvide que en el tango de hoy juega un papel protagónico el emblemático bandoneón, especie de órgano portátil perfeccionado por un tal Band (de ahí su nombre), procedente de Alemania, llegado al Río de la Plata a través de los recintos castrenses.

Hoy el tango se ha internacionalizado. Lugares emblemáticos de esa internacionalización han sido París y Nueva York. Hace pocos días llegó a mi ciudad de residencia, Santo Domingo, procedente de Broadway, el espectáculo musical y danzario “Forever Tango”, dirigido por el argentino Luis Bravo. El lector pueden ver una muestra de él haciendo clic en los videos incluidos a continuación, captados caseramente desde una pantalla televisiva el viernes 14 de febrero durante el popular programa “Esta Noche en Mariasela”:


Si te agrada este post, te pido, amigo lector, un breve comentario y que lo compartas en las redes sociales. Y si quieres ser avisado de los posts siguientes, suscríbete a este blog. Gracias de antemano.

Anuncios
2 comentarios
  1. leo theuwissen permalink

    Hola Carlos,
    me ha gustado mucho tu articulo sobre el Tango, en ocasión de la presencia de ese grupo en el país. Felicidades…
    Recibi hoy un mail de otro Carlos amigo de los dos…sobre el origen de la raza humana en el corazón de Africa…y que la Eva bíblica en realidad fue una hermosa morena…
    Atentamente.

    • Antes de ver este comentario tuyo, te respondí por email al envío que me hiciste de la presentación sobre el origen del hombre y el concepto de raza. Es una presentación muy bien hecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: