Skip to content

EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EN EL MUSEO DEL HOMBRE DOMINICANO

13/03/2014

En el día internacional de la mujer, celebrado el 8 de marzo, el Museo del Hombre Dominicano rindió un homenaje a la mujer dominicana de ayer y de hoy.

Cristian Martínez, Orli Peda y Manuel García Arévalo en la noche del homenaje

Cristian Martínez, Orli Peda y Manuel García Arévalo en la noche del homenaje

El homenaje estuvo dirigido al personal femenino de la institución, a las mujeres que han desarrollado una encomiable labor en el Museo, a las que se han distinguido por sus investigaciones en las diferentes ramas de la antropología y a las trabajadoras de la cultura. Entre ellas cabe mencionar de una manera especial a Aída Cartagena Portalatín, Jung Rosenberg, Martha Ellen Davis, Clenis Tavárez, Virginia Roca, Fátima Portorreal, Nereyda Rodríguez, Orli Peña y otras de gran mérito, sin hacer caso omiso de las que prestan su apoyo logístico en diferenes áreas.

A continuación, las palabras pronunciadas por el Dr. Víctor Ávila Suero en la memorable noche del homenaje.

ACTO DE HOMENAJE A LAS COLABORADORAS DEL MUSEO DEL HOMBRE DOMINICANO

Por Víctor Ávila Suero

La antropología, como ciencia que estudia transculturalmente a los seres humanos en el espacio y en el tiempo, ha podido constatar en su ya larga praxis, que la mujer ha desempeñado siempre un papel importante en la mayoría de las sociedades humanas que pueblan nuestro planeta.

La mujer es la compañera natural del hombre, su complemento, su “media naranja”. Ambos tienen como misión biológica preservar la especie humana, mediante la procreación y la crianza de la prole.

Como parte de esa misión, a la mujer le ha tocado preponderantemente la tarea de ser preceptora y formadora de los hijos. Sin embargo, su rol va mucho más allá de eso.

En el extendido período de la existencia de la humanidad, los seres humanos han sobrevivido teniendo como modo de subsistencia el forrajeo, esto es, la caza y la recolección. Actividad que todavía existe en zonas marginadas de nuestro mundo. En ese modo de subsistencia, la mujer ha aportado y aporta la mayor parte de los recursos alimenticios.

Cuando los seres humanos inventaron otras maneras de producir comida, por ejemplo, la horticultura, el pastoreo y la agricultura, la mujer se integró a ellas como ente productor, además de sus labores del hogar.

Al desarrollarse la industria moderna para multiplicar y eficientizar la transformación de las materias primas en alimentos, artículos textiles, herramientas, maquinarias, medicina, medios de transporte motorizados, y todas las demás mercancías que hacen más cómoda y fácil la vida, la mujer se ha ido incorporando como mano de obra, administradora, gerente, etc.

En los planos de la profesionalización académica, el comercio, la milicia, el arte, el liderazgo político, la docencia y otras áreas de las labores públicas y privadas, la mujer ha venido ocupando y realizando, cada vez más, funciones importantes. De modo que el espacio de su valioso e imprescindible trabajo ha sobrepasado el ámbito doméstico para tomar parte activa como productora de bienes y servicios, junto con el hombre, su compañero y complemento.

No obstante, el importante rol de la mujer ya descrito es todavía infravalorado y discriminado en muchas partes del mundo actual. Peor aún, el índice de violencia intrafamiliar de todo tipo, las violaciones sexuales, la trata nacional e internacional de mujeres para la explotación sexual en condiciones de esclavitud, la prohibición de la educación escolar y universitaria a las niñas y mujeres en muchos países del globo terráqueo, los homicidios femeninos y otros maltratos injustificados es todavía muy alto en nuestro país y en muchos otros. Se necesita que todos luchemos para eliminar y transformar esa situación mediante la educación y las leyes.

En el día internacional de la mujer, y tomando como telón de fondo el contexto que se acaba de señalar, el Museo del Hombre Dominicano [hombre en el sentido genérico: hombre/mujer] quiere rendir un homenaje de reconocimiento y agradecimiento a la mujer dominicana de ayer y de hoy.

De manera particular, este museo y su director, Arquitecto Christian Martínez, desean enaltecer y agradecer al personal femenino que trabaja en esta institución en las labores administrativas y de servicio general. Asimismo, muy especialmente, este acto de homenaje se dedica a un conjunto de mujeres que han contribuido de manera destacada, tanto en el pasado como en la actualidad, en la ardua faena de la investigación y de la publicación en las disciplinas propias del MHD, como son la antropología, la arqueología, el arte rupestre, el folklor, la etnohistoria, la palinología, la linguística, el patrimonio cultural tangible e intangible y la etnobotánica.

El Museo del Hombre Dominicano espera que más mujeres, debidamente preparadas, puedan integrarse a colaborar en la realización de la misión de este museo que consiste en rescatar, estudiar y preservar el patrimonio antropológico y arqueológico de nuestro país, así como difundirlo mediante las publicaciones, exhibiciones y otros medios de divulgación.

Anuncios

From → Nuestro tiempo

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s